Todas las entradas de: Bruno Rico

The egg. Otra forma de mirar la vida

Gracias, Guille por un vídeo que te deja pensando

The Egg
By: Andy Weir
 
You were on your way home when you died.
It was a car accident. Nothing particularly remarkable, but fatal nonetheless. You left behind a wife and two children. It was a painless death. The EMTs tried their best to save you, but to no avail. Your body was so utterly shattered you were better off, trust me.
And that’s when you met me.
“What… what happened?” You asked. “Where am I?”
“You died,” I said, matter-of-factly. No point in mincing words.
“There was a… a truck and it was skidding…”
“Yup,” I said.
“I… I died?”
“Yup. But don’t feel bad about it. Everyone dies,” I said.
You looked around. There was nothingness. Just you and me. “What is this place?” You asked. “Is this the afterlife?”
“More or less,” I said.
“Are you god?” You asked.
“Yup,” I replied. “I’m God.”
“My kids… my wife,” you said.
“What about them?”
“Will they be all right?”
“That’s what I like to see,” I said. “You just died and your main concern is for your family. That’s good stuff right there.”
You looked at me with fascination. To you, I didn’t look like God. I just looked like some man. Or possibly a woman. Some vague authority figure, maybe. More of a grammar school teacher than the almighty.
“Don’t worry,” I said. “They’ll be fine. Your kids will remember you as perfect in every way. They didn’t have time to grow contempt for you. Your wife will cry on the outside, but will be secretly relieved. To be fair, your marriage was falling apart. If it’s any consolation, she’ll feel very guilty for feeling relieved.”
“Oh,” you said. “So what happens now? Do I go to heaven or hell or something?”
“Neither,” I said. “You’ll be reincarnated.”
“Ah,” you said. “So the Hindus were right,”
“All religions are right in their own way,” I said. “Walk with me.”
You followed along as we strode through the void. “Where are we going?”
“Nowhere in particular,” I said. “It’s just nice to walk while we talk.”
“So what’s the point, then?” You asked. “When I get reborn, I’ll just be a blank slate, right? A baby. So all my experiences and everything I did in this life won’t matter.”
“Not so!” I said. “You have within you all the knowledge and experiences of all your past lives. You just don’t remember them right now.”
I stopped walking and took you by the shoulders. “Your soul is more magnificent, beautiful, and gigantic than you can possibly imagine. A human mind can only contain a tiny fraction of what you are. It’s like sticking your finger in a glass of water to see if it’s hot or cold. You put a tiny part of yourself into the vessel, and when you bring it back out, you’ve gained all the experiences it had.
“You’ve been in a human for the last 48 years, so you haven’t stretched out yet and felt the rest of your immense consciousness. If we hung out here for long enough, you’d start remembering everything. But there’s no point to doing that between each life.”
“How many times have I been reincarnated, then?”
“Oh lots. Lots and lots. An in to lots of different lives.” I said. “This time around, you’ll be a Chinese peasant girl in 540 AD.”
“Wait, what?” You stammered. “You’re sending me back in time?”
“Well, I guess technically. Time, as you know it, only exists in your universe. Things are different where I come from.”
“Where you come from?” You said.
“Oh sure,” I explained “I come from somewhere. Somewhere else. And there are others like me. I know you’ll want to know what it’s like there, but honestly you wouldn’t understand.”
“Oh,” you said, a little let down. “But wait. If I get reincarnated to other places in time, I could have interacted with myself at some point.”
“Sure. Happens all the time. And with both lives only aware of their own lifespan you don’t even know it’s happening.”
“So what’s the point of it all?”
“Seriously?” I asked. “Seriously? You’re asking me for the meaning of life? Isn’t that a little stereotypical?”
“Well it’s a reasonable question,” you persisted.
I looked you in the eye. “The meaning of life, the reason I made this whole universe, is for you to mature.”
“You mean mankind? You want us to mature?”
“No, just you. I made this whole universe for you. With each new life you grow and mature and become a larger and greater intellect.”
“Just me? What about everyone else?”
“There is no one else,” I said. “In this universe, there’s just you and me.”
You stared blankly at me. “But all the people on earth…”
“All you. Different incarnations of you.”
“Wait. I’m everyone!?”
“Now you’re getting it,” I said, with a congratulatory slap on the back.
“I’m every human being who ever lived?”
“Or who will ever live, yes.”
“I’m Abraham Lincoln?”
“And you’re John Wilkes Booth, too,” I added.
“I’m Hitler?” You said, appalled.
“And you’re the millions he killed.”
“I’m Jesus?”
“And you’re everyone who followed him.”
You fell silent.
“Every time you victimized someone,” I said, “you were victimizing yourself. Every act of kindness you’ve done, you’ve done to yourself. Every happy and sad moment ever experienced by any human was, or will be, experienced by you.”
You thought for a long time.
“Why?” You asked me. “Why do all this?”
“Because someday, you will become like me. Because that’s what you are. You’re one of my kind. You’re my child.”
“Whoa,” you said, incredulous. “You mean I’m a god?”
“No. Not yet. You’re a fetus. You’re still growing. Once you’ve lived every human life throughout all time, you will have grown enough to be born.”
“So the whole universe,” you said, “it’s just…”
“An egg.” I answered. “Now it’s time for you to move on to your next life.”
And I sent you on your way

http://www.galactanet.com/oneoff/theegg_mod.html

The Paper Architect

Davy and Kristin McGuire, los creadores de  The ice book  han publicado el trailer de su proyecto The Paper Architect.

Utilizando la misma técnica que consiste en animar dioramas mediante la superposición de imágenes crean una atmósfera y una historia que sobrecoge e impresiona.

En ella un viejo arquitecto que utiliza sus creaciones de papel para dejar volar su imaginación…  poco a poco sus figuras van tomando vida y contando su historia…

The Paper Architect trailer from Davy and Kristin McGuire on Vimeo.

Dejo también The Ice Book

The Icebook (HD) from Davy and Kristin McGuire on Vimeo.

No he sido capaz de encontrar la versión completa.

Hablando de google glasses

realidad aumentada dragon ballHablando sobre las google glasses,  un híbrido entre un smartphone y unas gafas que superponen datos de realidad aumentada, recordé el vídeo del 2011 Augmented (hyper)Reality: Domestic Robocop
de Keiichi Matsuda
en el que nos pintaba una nueva realidad.

Augmented (hyper)Reality: Domestic Robocop from Keiichi Matsuda on Vimeo.

Pero claro, google lo plantea de otra forma:

Corremos el peligro de que ocurra como con otras muchas tecnologías y sea un mero artículo de consumo y no un cambio real,

por ejemplo, creando un sexto sentido

La teoría de los cristales rotos

wikimedia broken windows

En los años 1980 los sociólogos James Q. Wilson y George L. Kelling propusieron una nueva teoría… los pequeños desperfectos y vandalismos que no se solucionan en poco tiempo… ¿animan a que los destrozos crezcan en intensidad?

La teoría no solo animaba a solucionar los desperfectos lo antes posible, también se imponía la tolerancia cero con los pequeños delitos y vandalismos: se persiguió de manera implacable a las personas que se colaban en los transportes públicos sin pagar, los que orinaban en las calles o aquellos que pintaban graffitis.

La combinación de ambos elementos, un entorno ordenado y la disminución de la impunidad, permitían rebajar la escalada delictiva, disminuir la sensación de impunidad, manteniendo los niveles en ratios inferiores a los detectados anteriormente.

En este vídeo nos explican un poco mejor la teoría de las ventanas rotas

El origen de la delincuencia no esta en la pobreza, si no en atavismos humanos sociales. Esta en dejar signos de falta de control, de falta de autoridad.

Una ventana rota en un coche inicia una reacción de delincuencia en aumento en todo lugar y cultura.

Cuando los ciudadanos buenos y civilizado ven que pueden saltarse a la torera alguna norma sin que haya consecuencias para ellos, podrían probar a hacerlo, y normalmente lo harán. Lo harán por resentimiento, por sentirse mas libres, mas poderosos, para imponerse…

En realidad las leyes se crean para evitar las cosas que generan descontrol social, violencia o delincuencia, inseguridad.

Al margen de centrarse y de catalogar como delitos expresiones que muchas veces son arte (como los graffitis), resulta interesante comprobar que aumentar la visibilidad de las autoridades punitivas es un mecanismo fácil de implantar y que mejora el respeto a las normas… despertando el eterno debate libertad vs autoridad.
banksy if graffiti changed anythink it would be illegal

Sus observaciones se pusieron a prueba en ciudades estadounidenses como Alburquerque, Lowel o New York y en varias localidades holandesas y en todas parecía confirmarse…

En España, y en un ecosistema diferente, podríamos poner el ejemplo de la aprobación del carnet de conducir por puntos en 2006

Previamente, las campañas de sensibilización nos informaban que corríamos peligros, que no cometiésemos imprudencias, que arriesgábamos nuestras vidas y las de nuestros seres queridos, etc… estaban orientadas a educarnos…

La campaña del carnet por puntos era únicamente punitiva y basada en el aumento de las multas y mecanismos de control como los radares o los juicios rápidos.

Aún así, nadie puede negar que funcionó ya que en los 5 primeros años se redujo 43% el número de muertes en las carreteras españolas.

Fue más útil multar, que educar.

Como en los casos de la teoría de los cristales rotos, hay mucho debate sobre si esas mejoras son 100% aplicables a la implantación de estas medidas. Es difícil asegurar la correlación directa en temas tan complejos como las interacciones sociales:

La disminución de las muertes en carretera… ¿Se deben al carnet por puntos o a la mejora tecnológica de los coches? ¿o a la mayor sensibilización de la población? ¿a todas ellas, quizás?

La disminución de los delitos ¿Se debe a la aplicación de mayores controles o a la mejora económica de la ciudad? ¿o a la disminución del consumo de crack entre la población? ¿a todas ellas, quizás?

Lo que me recuerda un graffiti que estuvo muchos años pintado sobre la fachada de un instituto en A Coruña…

Legalidad no es justicia

Como siempre, en la mesura está la virtud…

Más información:

Los 10 Arrepentimientos de aquellos que están a punto de morir (+bonus track Randy Pausch)

top ten regrets before die and randy pausch last lecture

Bronnie Ware, una Australiana, trabajó durante varios años practicando cuidados paliativos a personas que estaban cerca de morir.

Bronnie Ware (Top five regrets) by Amanda Jameson

Durante esa experiencia, se dio cuenta de que podría aprender mucho de esos momentos difíciles… ¿habría un pensamiento o patrón común en aquellas personas que están a punto de morir?

¿podrían dar un último consejo a aquellos que aún aguantarán un poco más en esto que llamamos vida?

Pues la respuesta fue sí. Entonces fue cuando hizo la pregunta…

¿De qué te arrepientes? (Si es que te arrepientes de algo)

y descubrió que las respuestas se arremolinaban entorno a 5 temas principales:

  1. Me hubiese gustado tener más coraje y vivir la vida a mi manera y no la vida que otros querían para mí. [«I wish I’d had the courage to live a life true to myself, not the life others expected of me«]
  2. Ojalá no me hubiese centrado tanto en el trabajoI wish I didn’t work so hard«]
  3. Debería haber tenido mayor coraje para expresar mis sentimientosI wish I’d had the courage to express my feelings«]
  4. Desearía haber disfrutado más de mis amigosI wish I had stayed in touch with my friends«]
  5. Debería haberme dejado ser más felizI wish that I had let myself be happier«]

En addicted to success se sintieron tan impresionados que quisieron hacerlo ellos mismos y presentar los resultados en forma de infografía (y una traduccion aproximada):

  1. No haber perseguido mis sueños [“Never pursuing dreams and aspirations”]
  2. Trabajé demasiado y nunca tenía tiempo para mi familia [“I worked too much and never made time for my family”]
  3. Debería haber pasado más tiempo con mis amigos [“I should have made more time for my friends”]
  4. Debería haber dicho mucho más «te quiero». [“I should have said ‘I Love You’ a lot more”]
  5. Debería haber sido más fiel a mis sentimientos en vez de enterrarlos. [“I should have spoken my mind instead of holding back and resenting things”]
  6. Debería haber sido una mejor persona y haber resuelto mejor mis conflictos [“I should have been the bigger person and resolved my conflicts”]
  7. Me hubiese gustado tener hijos [“I wish I had children”]
  8. Debería haber ahorrado más dinero para mi jubilación [“I should have saved more money for my retirement”]
  9. Me arrepiento de no haber tenido el coraje suficiente para vivir la vida a mi manera [“Not having the courage to live truthfully”]
  10. Ser feliz es siempre una opción, me gustaría haberlo sabido antes [“Happiness is always a choice, I wish I knew that earlier”]

10 regrets life before die Addicted2Success

 

 

Tomarse la vida como un proyecto: The last lecture

Tomarse la vida como un proyecto parece ser una buena estrategia… tratar de marcarse hitos y cumplirlos en la medida de lo posible podría ayudarnos a tener una vida feliz, pero…

¿qué objetivos marcarse?

Cuando nos planteamos esta cuestión tal vez nos pueda ayudar  Randy Pausch y su  conferencia «The last lecture».

Randy Pausch last lecture 2007

Randy era un profesor de Ingeniería Informática e Interacción Humano Ordenador (IHC), y se dedicó durante muchos años a la innovación en Realidad Virtual.

Desde su posición de profesor y en un campo tan innovador, su carácter y manera de ver la vida fueron fundamentales para conseguir los objetivos tanto de sus alumnos como de la Institución.

En 2007 se organizó en la Universidad de Carnegie Mellon la conferencia «Really achieving your childhood dreams» (algo así como «Haciendo realidad tus sueños de niñez»).

La idea era fácil… en caso de que fueses a morir ahora:

¿qué enseñanza te gustaría transmitir al mundo y a los jóvenes? ¿cuál sería tu legado intelectual?

En el caso del señor Pausch este tema era especialmente sensible… ya que, a pesar de su aparente buen estado de salud, había sido diagnosticado de un cáncer terminal y le restaban tan sólo unos meses de vida.

Si no te he convencido… creo que merece la pena ver qué tiene que decir una de las 100 personas más influyentes del 2008 según la revista Time

Randy Pausch Last Lecture: Achieving Your Childhood Dreams (también se puede ver con subtítulos en Español en Randy Pausch – Última lección) una hora y 16 minutos imposibles de olvidar.

Analogía del Cajero: tienes 1.440 Euros diarios… ¿qué harías con ellos?

Supongamos que cada mañana te encuentras un cajero que te dispensa gratuitamente 1.440 euros.

Puedes regalarlos, divertirte con ellos o quemarlos.
Pero los que no uses, al final del día, desaparecerán.

Así funciona la vida.

La diferencia es que, lo que te encuentras por las mañanas, no son 1.440 euros, son 1.440 minutos.

Piensa bien qué vas a hacer con ellos.

No sé donde lo leí por primera vez, pero lo he recuperado de Puntos de fuga:1.440 minutos

Me acordé especialmente de este pequeño trozo de motivación al ver la campaña sobre el «Cajero automático de la felicidad» de CocaCola.

CocaCola sitúa un cajero que da dinero gratis… pero sólo si te comprometes a compartirlo con alguien. Además, si lo deseas, te da varios consejos en cómo gastarlos…

Qué hacer con el último carrete de kodachrome?

Muy interesante preguntarse cómo gastarías las 36 últimas fotografías en una película que ha hecho historia.
En 2009, cuando Kodak anunció que la producción de la película Kodachrome llegaría a su fin, el legendario fotógrafo Steve McCurry vio una oportunidad y preguntó a la compañía si le darían el último carrete. Dada su reputación y las afamadas fotos que ha tomado con ese tipo de carrete, Kodak aceptó. Como tributo al último carrete, National Geographic decidió seguir a McCurry y documentar cada momento de los últimos 36 disparos que se harán jamás con esa película.
The End of an Era: Steve McCurry and the Final Roll of Kodachrome Film

Vía: Cómo gastó Steve McCurry el último carrete de película Kodachrome de la historia (ENG)