The Paper Architect

Davy and Kristin McGuire, los creadores de  The ice book  han publicado el trailer de su proyecto The Paper Architect.

Utilizando la misma técnica que consiste en animar dioramas mediante la superposición de imágenes crean una atmósfera y una historia que sobrecoge e impresiona.

En ella un viejo arquitecto que utiliza sus creaciones de papel para dejar volar su imaginación…  poco a poco sus figuras van tomando vida y contando su historia…

The Paper Architect trailer from Davy and Kristin McGuire on Vimeo.

Dejo también The Ice Book

The Icebook (HD) from Davy and Kristin McGuire on Vimeo.

No he sido capaz de encontrar la versión completa.

Hablando de google glasses

realidad aumentada dragon ballHablando sobre las google glasses,  un híbrido entre un smartphone y unas gafas que superponen datos de realidad aumentada, recordé el vídeo del 2011 Augmented (hyper)Reality: Domestic Robocop
de Keiichi Matsuda
en el que nos pintaba una nueva realidad.

Augmented (hyper)Reality: Domestic Robocop from Keiichi Matsuda on Vimeo.

Pero claro, google lo plantea de otra forma:

Corremos el peligro de que ocurra como con otras muchas tecnologías y sea un mero artículo de consumo y no un cambio real,

por ejemplo, creando un sexto sentido

La teoría de los cristales rotos

wikimedia broken windows

En los años 1980 los sociólogos James Q. Wilson y George L. Kelling propusieron una nueva teoría… los pequeños desperfectos y vandalismos que no se solucionan en poco tiempo… ¿animan a que los destrozos crezcan en intensidad?

La teoría no solo animaba a solucionar los desperfectos lo antes posible, también se imponía la tolerancia cero con los pequeños delitos y vandalismos: se persiguió de manera implacable a las personas que se colaban en los transportes públicos sin pagar, los que orinaban en las calles o aquellos que pintaban graffitis.

La combinación de ambos elementos, un entorno ordenado y la disminución de la impunidad, permitían rebajar la escalada delictiva, disminuir la sensación de impunidad, manteniendo los niveles en ratios inferiores a los detectados anteriormente.

En este vídeo nos explican un poco mejor la teoría de las ventanas rotas

El origen de la delincuencia no esta en la pobreza, si no en atavismos humanos sociales. Esta en dejar signos de falta de control, de falta de autoridad.

Una ventana rota en un coche inicia una reacción de delincuencia en aumento en todo lugar y cultura.

Cuando los ciudadanos buenos y civilizado ven que pueden saltarse a la torera alguna norma sin que haya consecuencias para ellos, podrían probar a hacerlo, y normalmente lo harán. Lo harán por resentimiento, por sentirse mas libres, mas poderosos, para imponerse…

En realidad las leyes se crean para evitar las cosas que generan descontrol social, violencia o delincuencia, inseguridad.

Al margen de centrarse y de catalogar como delitos expresiones que muchas veces son arte (como los graffitis), resulta interesante comprobar que aumentar la visibilidad de las autoridades punitivas es un mecanismo fácil de implantar y que mejora el respeto a las normas… despertando el eterno debate libertad vs autoridad.
banksy if graffiti changed anythink it would be illegal

Sus observaciones se pusieron a prueba en ciudades estadounidenses como Alburquerque, Lowel o New York y en varias localidades holandesas y en todas parecía confirmarse…

En España, y en un ecosistema diferente, podríamos poner el ejemplo de la aprobación del carnet de conducir por puntos en 2006

Previamente, las campañas de sensibilización nos informaban que corríamos peligros, que no cometiésemos imprudencias, que arriesgábamos nuestras vidas y las de nuestros seres queridos, etc… estaban orientadas a educarnos…

La campaña del carnet por puntos era únicamente punitiva y basada en el aumento de las multas y mecanismos de control como los radares o los juicios rápidos.

Aún así, nadie puede negar que funcionó ya que en los 5 primeros años se redujo 43% el número de muertes en las carreteras españolas.

Fue más útil multar, que educar.

Como en los casos de la teoría de los cristales rotos, hay mucho debate sobre si esas mejoras son 100% aplicables a la implantación de estas medidas. Es difícil asegurar la correlación directa en temas tan complejos como las interacciones sociales:

La disminución de las muertes en carretera… ¿Se deben al carnet por puntos o a la mejora tecnológica de los coches? ¿o a la mayor sensibilización de la población? ¿a todas ellas, quizás?

La disminución de los delitos ¿Se debe a la aplicación de mayores controles o a la mejora económica de la ciudad? ¿o a la disminución del consumo de crack entre la población? ¿a todas ellas, quizás?

Lo que me recuerda un graffiti que estuvo muchos años pintado sobre la fachada de un instituto en A Coruña…

Legalidad no es justicia

Como siempre, en la mesura está la virtud…

Más información:

Los 10 Arrepentimientos de aquellos que están a punto de morir (+bonus track Randy Pausch)

top ten regrets before die and randy pausch last lecture

Bronnie Ware, una Australiana, trabajó durante varios años practicando cuidados paliativos a personas que estaban cerca de morir.

Bronnie Ware (Top five regrets) by Amanda Jameson

Durante esa experiencia, se dio cuenta de que podría aprender mucho de esos momentos difíciles… ¿habría un pensamiento o patrón común en aquellas personas que están a punto de morir?

¿podrían dar un último consejo a aquellos que aún aguantarán un poco más en esto que llamamos vida?

Pues la respuesta fue sí. Entonces fue cuando hizo la pregunta…

¿De qué te arrepientes? (Si es que te arrepientes de algo)

y descubrió que las respuestas se arremolinaban entorno a 5 temas principales:

  1. Me hubiese gustado tener más coraje y vivir la vida a mi manera y no la vida que otros querían para mí. [“I wish I’d had the courage to live a life true to myself, not the life others expected of me“]
  2. Ojalá no me hubiese centrado tanto en el trabajo[“I wish I didn’t work so hard“]
  3. Debería haber tenido mayor coraje para expresar mis sentimientos [“I wish I’d had the courage to express my feelings“]
  4. Desearía haber disfrutado más de mis amigos [“I wish I had stayed in touch with my friends“]
  5. Debería haberme dejado ser más feliz [“I wish that I had let myself be happier“]

En addicted to success se sintieron tan impresionados que quisieron hacerlo ellos mismos y presentar los resultados en forma de infografía (y una traduccion aproximada):

  1. No haber perseguido mis sueños [“Never pursuing dreams and aspirations”]
  2. Trabajé demasiado y nunca tenía tiempo para mi familia [“I worked too much and never made time for my family”]
  3. Debería haber pasado más tiempo con mis amigos [“I should have made more time for my friends”]
  4. Debería haber dicho mucho más “te quiero”. [“I should have said ‘I Love You’ a lot more”]
  5. Debería haber sido más fiel a mis sentimientos en vez de enterrarlos. [“I should have spoken my mind instead of holding back and resenting things”]
  6. Debería haber sido una mejor persona y haber resuelto mejor mis conflictos [“I should have been the bigger person and resolved my conflicts”]
  7. Me hubiese gustado tener hijos [“I wish I had children”]
  8. Debería haber ahorrado más dinero para mi jubilación [“I should have saved more money for my retirement”]
  9. Me arrepiento de no haber tenido el coraje suficiente para vivir la vida a mi manera [“Not having the courage to live truthfully”]
  10. Ser feliz es siempre una opción, me gustaría haberlo sabido antes [“Happiness is always a choice, I wish I knew that earlier”]

10 regrets life before die Addicted2Success

 

 

Tomarse la vida como un proyecto: The last lecture

Tomarse la vida como un proyecto parece ser una buena estrategia… tratar de marcarse hitos y cumplirlos en la medida de lo posible podría ayudarnos a tener una vida feliz, pero…

¿qué objetivos marcarse?

Cuando nos planteamos esta cuestión tal vez nos pueda ayudar  Randy Pausch y su  conferencia “The last lecture”.

Randy Pausch last lecture 2007

Randy era un profesor de Ingeniería Informática e Interacción Humano Ordenador (IHC), y se dedicó durante muchos años a la innovación en Realidad Virtual.

Desde su posición de profesor y en un campo tan innovador, su carácter y manera de ver la vida fueron fundamentales para conseguir los objetivos tanto de sus alumnos como de la Institución.

En 2007 se organizó en la Universidad de Carnegie Mellon la conferencia “Really achieving your childhood dreams” (algo así como “Haciendo realidad tus sueños de niñez”).

La idea era fácil… en caso de que fueses a morir ahora:

¿qué enseñanza te gustaría transmitir al mundo y a los jóvenes? ¿cuál sería tu legado intelectual?

En el caso del señor Pausch este tema era especialmente sensible… ya que, a pesar de su aparente buen estado de salud, había sido diagnosticado de un cáncer terminal y le restaban tan sólo unos meses de vida.

Si no te he convencido… creo que merece la pena ver qué tiene que decir una de las 100 personas más influyentes del 2008 según la revista Time

Randy Pausch Last Lecture: Achieving Your Childhood Dreams (también se puede ver con subtítulos en Español en Randy Pausch – Última lección) una hora y 16 minutos imposibles de olvidar.

Qué hacer con el último carrete de kodachrome?

Muy interesante preguntarse cómo gastarías las 36 últimas fotografías en una película que ha hecho historia.
En 2009, cuando Kodak anunció que la producción de la película Kodachrome llegaría a su fin, el legendario fotógrafo Steve McCurry vio una oportunidad y preguntó a la compañía si le darían el último carrete. Dada su reputación y las afamadas fotos que ha tomado con ese tipo de carrete, Kodak aceptó. Como tributo al último carrete, National Geographic decidió seguir a McCurry y documentar cada momento de los últimos 36 disparos que se harán jamás con esa película.
The End of an Era: Steve McCurry and the Final Roll of Kodachrome Film

Vía: Cómo gastó Steve McCurry el último carrete de película Kodachrome de la historia (ENG)

El minutero, Programa de radio España (Barcelona)

Últimamente estoy recuperando un estilo de música que tenía totalmente abandonado… la salsa.

Creo firmemente que el aprecio a un tipo de música (las ciudades, los bares, las bibliotecas…) depende mucho de la persona con las que las disfrutes o descubras.

Pues en ese redescubrimiento, volví a escuchar a Juan Luis Guerra y me topé por casualidad con una canción que me recordó una época muy intensa cuando era pequeño-joven (más joven ;)).

Eran los 90 cuando empecé en un nuevo colegio. Todos los días mi padre nos acercaba en coche al colegio a mí y  a mis hermanos y entre juegos de palabras encadenadas, bromas y repaso de lecciones, sonaba en la radio el programa “El minutero”

El minutero era un programa de radio matinal que se emitía en Radio Minuto en Barcelona en el que  Pedro Bernal y Ricky Romero (según la wikipedia) repasaban la actualidad con un gran toque de humor.

Había una sección que era especialmente buena y que me alegraba el día… gastaban bromas telefónicas a la gente, pero no eran bromas soeces, dañinas o con afán de ridiculizar (o al menos a mí no me lo parecían) sino simplemente planteaban situaciones estrambóticas y con una gran dosis de convicción, lograban hacer que la gente dudase y cayesen en la trampa.

Recuerdo una de ellas en las que llamaban a una empresa y una telefonista descolgaba… al otro lado de la línea un hombre le urgía a ayudarle ya que estaba en serios problemas… se había estrellado en el tejado de la empresa mientras volaba con su ala delta y necesitaba que lo fueran a rescatar.

Esta situación que resulta sencilla, daba giros conversacionales impresionantes y se acababa convirtiendo en una auténtica miniobra de teatro en la que la empleada participaba sin saberlo.

Pues estos recuerdos (más o menos exactos) volvieron a mi mente tras escuchar Visa para un sueño de Juan Luis Guerra(Que por cierto no es salsa, es bachata), que era la sintonía del programa. Buen recuerdo 🙂

Parece ser que más tarde Radio Minuto desapareció y de sus cenizas se formó M80 Radio.

El logo lo he tomado de los jingles de Radio Minuto en youtube

Eduardo Galeano: Objetivos del milenio

Hace relativamente poco, el año 2000 se veía como una frontera casi inalcanzable… Una esperanza para el desarrollo de los pueblos y de nuestras sociedades.

Es precioso, triste y a la vez fortificante escuchar las palabras que Eduardo Galeano pronuncia sobre este cambio de milenio, la Declaración de los Derechos Humanos por parte de las Naciones Unidas y las esperanzas de los pueblos.

Si me pides un resumen es: nos quedan 988 años para hacerlo posible y es bueno no perder la perspectiva de hacia donde se tienen que dirigir nuestros pasos

“Aunque no podemos adivinar el mundo que será, bien podemos imaginar el que queremos que sea. El derecho de soñar no figura entre los treinta derechos humanos que las Naciones Unidas proclamaron a fines de 1948. Pero si no fuera por él, y por las aguas que da de beber, los demás derechos se morirían de sed.
Deliremos, pues, por un ratito. El mundo, que está patas arriba, se pondrá sobre sus pies:
En las calles, los automóviles serán pisados por los perros.
El aire estará limpio de los venenos de las máquinas, y no tendrá más contaminación que la que emana de los miedos humanos y de las humanas pasiones.
La gente no será manejada por el automóvil, ni será programada por la computadora, ni será comprada por el super-mercado, ni será mirada por el televisor.
El televisor dejará de ser el miembro más importante de la familia, y será tratado como la plancha o el lavarropas.
La gente trabajará para vivir, en lugar de vivir para trabajar.
En ningún país irán presos los muchachos que se nieguen a hacer el servicio militar, sino los que quieran hacerlo.
Los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo, ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas.
Los cocineros no creerán que a las langostas les encanta que las hiervan vivas.
Los historiadores no creerán que a los países les encanta ser invadidos.
Los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas.
El mundo ya no estará en guerra contra los pobres, sino contra la pobreza, y la industria militar no tendrá más remedio que declararse en quiebra por siempre jamás.
Nadie morirá de hambre, porque nadie morirá de indigestión.
Los niños de la calle no serán tratados como si fueran basura, porque no habrá niños de la calle.
Los niños ricos no serán tratados como si fueran dinero, porque no habrá niños ricos.
La educación no será el privilegio de quienes puedan pagarla.
La policía no será la maldición de quienes no puedan comprarla.
La justicia y la libertad, hermanas siamesas condenadas a vivir separadas, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda.
Una mujer, negra, será presidente de Brasil y otra mujer, negra, será presidente de los Estados Unidos de América. Una mujer india gobernará Guatemala y otra, Perú.
En Argentina, las locas de Plaza de Mayo serán un ejemplo de salud mental, porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria.
La Santa Madre Iglesia corregirá algunas erratas de las piedras de Moisés. El sexto mandamiento ordenará: “Festejarás el cuerpo”. El noveno, que desconfía del deseo, lo declarará sagrado.
La Iglesia también dictará un undécimo mandamiento, que se le había olvidado al Señor:
“Amarás a la naturaleza, de la que formas parte”.
Todos los penitentes serán celebrantes, y no habrá noche que no sea vivida como si fuera la última, ni día que no sea vivido como si fuera el primero.”

Noticias sobre internet, actualidad, blogs, marketing, curiosidades